La ley del mínimo esfuerzo

Confieso que a veces, bueno muchas veces, he pensado que mis hijos cumplen a la perfección con la ley del mínimo esfuerzo. Pero si somos sinceros, nosotros también lo hacemos. Vale, no tanto como ellos, pero lo hacemos. No te tomes lo que voy a decir como excusa perfecta para no hacer, pero esto de la Ley del mínimo esfuerzo no sólo es normal y natural, sino que tiene su base científica.

2020-02-12T11:42:20+00:0024 mayo 2019|Hábitos, Productividad|